GUERRA DEL TENIS : JAPÓN VS E.E.U.U

Una imagen dice  más que mil palabras.   La que levanta la copa del Grand Slam Abierto de tenís de los Estados Unidos es la japonesa  de 20 años quien gana su primer  títlo al vencer  a la campeona de todos los tiempos la estadounidense Serena Williams, por 6-2 y  6-4.

Osaka se  convierte en la primera tenista japonesa  en lograr el título del Grand Slam con un marca  indiscutible de batir  a la experiementa Serena Williams  de 36 años,  con una marca de 2-0.

 

La campeona Osaka se llevó el primio de 3 millones 800 mil dólares mientras que Williams, 1 millón  850 mil.

Esta final  encerró  un duelo pero no cualquiera,  incluyó elementos que confrontaban  dos   generaciones entre Osaka,  para quien su amor al tenis  se inspiró en su  ídolo  Williams,  a la que admira e imita en su estilo de tenis físico y de poder desde el fondo de la pista.    Esta vez  la   alumna resultó la gran vencedora con un tenis impecable durante apenas hora y 19 minutos que duró la acción en la pista central Arthur Ashe Stadium.

Pero fue el juego mortal  de Osaka dio paso al mal humor de Serena, quien pierde por completo el control  e hizo gala de mal comportamiento deportivo, al enfrentarse al árbitro del partido Carlos Ramos,  quien llamó “ladrón y mentiroso”.  Esto provocó que Ramos la amonestara y acusó al entrenador de Williams,  Patrick Mouratoglou de haberla ayudado desde el box aconsejandola a pesar que está prohibido,  por lo que la sancionaron restandole un punto.

Esta  sanción provocó que Serena estallase y le dijera: “Me levantó el pulgar y me dijo: ¡Vamos!. Yo no hago trampas para ganar. Preferiría perder. Sólo te lo digo. Me has robado, me debes una disculpa nunca hice trampas en mi vida, tengo una hija y sólo hago lo que es correcto. Eres un ladrón y un mentiroso. Me debes una disculpa“.

Esto provocó otra sanción más del juez  ramos y quien le quitó un juego y dejó el marcador del sgndo set en 5-3,  mientras Williams en el peor  comportamiento de su carrera en las canchas le increpaba verbalmente y entre lágrimas “¿Me vas a quitar esto porque soy una mujer?”, reclamaba Williams.

Ya no era la  segunda Guerra Mundial  son otros tiempos donde el deporte  se encarga de  colocar  batallas para que sencillamente gane  el mejor, a punta de sudor, fuerza y estrategia.

Leave A Comment